domingo, 16 de noviembre de 2008

Sala 14: ALGUIEN VOLÓ SOBRE EL NIDO DEL CUCO

Esta es un film mítico ya, una crítica y descripción peculiar pero no muy alejada de la realidad de algunas de las instituciones mentales de la época en la que está basada. Lugares en los que escaseaban las intenciones terapéuticas y las intervenciones eficaces y, sin embargo, primaban los intereses mantenedores del orden y la sumisión por encima de todo, “en plan cárcel” pero con dosis de drogas diaria y consentida. Uno de los mayores atractivos de la película es Jack Nicholson, el lunático del cine por excelencia, pero destaco también, y con razón, las actuaciones de todo el elenco porque, como comprobaréis si decidís verla, algunas son de notable para arriba. Me gustaron bastante las escenas en las que el protagonista consigue crear un poco de ilusión y poner chispa a las rutinas demenciales del grupo de internos con el que se encuentra. Un grupo de entrañables locos (simpático batallón de chalaos, como los llama él en alguna ocasión) a los que no nos queda otra que tomar cariño y, por tanto, apenarnos si les vemos sufrir. Porque la película no es todo risas, hay escenas amargas que van en aumento conforme pasan los minutos de la cinta. En fin, una historia bien erigida sobre buenas interpretaciones, buenas situaciones, buenos personajes y buena ambientación. Todo ello orientado hacia un final que se va avecinando duro pero que resulta mucho más impactante de lo que se podía avecinar.

Título: Alguien Voló Sobre El Nido del Cuco (One Flew Over the Cuckoo's Nest)
Director: Milos Forman
Intérpretes: Jack Nicholson, Louise Fletcher, William Redfield, Will Sampson, Brad Dourif, Christopher Lloyd, Danny DeVito, Scatman Crothers
Año: 1975
País: EEUU
Sinopsis: Randall C. McMurphy, un tipo que está como una cabra pero no oficialmente loco, entra en un psiquiátrico para pasar unas semanas en observación y ser evaluado. Estuvo en prisión y ahora cumple condena en una granja de trabajo. Pero su conducta conflictiva, perturbadora y extravagante induce a pensar que sus antecedentes penales se deben a trastornos mentales más que a la simple delincuencia, por lo que se pretende determinar su estado mental. Su estancia en la institución altera un poco el funcionamiento normal de las cosas y R.C. pronto descubrirá que un entorno tan insano sólo puede conducir a un único destino.

4 comentarios:

AliciA dijo...

De hecho a mí no me pareció en absoluto graciosa, sino que la sonrisa que pueda provocar es más bien amarga.

Albalvcor dijo...

Una obra maestra... cruel en su sátira a una sociedad que aparta a una gente con el fin de que así no les recuerde la realidad.... aun a costa que quemar sus mentes. Es un grito por la libertad del individuo.

Recomiendo, a su vez, leer el libro...

koku dijo...

Genial, la verdad es que me gusto mucho!! espero que sigas publicando entradas, me encanta!! ^^
besos!!!

PD: se que te gusta la historia y el arte, asi que te recomiendo que vayas al cine a ver EL GRECO, esta ahora de estreno.

EGO dijo...

Alicia: pues sí. un besote

Albavcor: gracias por tu parada por aquí. Un saludo

Koku: graciassss. besos