miércoles, 12 de noviembre de 2008

Sala 12: MYSTIC RIVER

Mystic River cuenta una historia de esas que quedan grabadas en la mente. Circunstancias de las que salen en la página de “Sucesos”, que ocurren todos los días alrededor del mundo. Pero minuciosamente contados remarcando las emociones y reacciones de los implicados con gran viveza. Este es debido, entre otras cosas, a las buenas interpretaciones de los principales actores (destaco a uno de mis favoritos: Sean Penn) y al buen hacer de Clint Eastwood, un grandísimo director le pese a quien le pese.
¡Qué fácil es hacerse daño! ¿Verdad? – dice un personaje en una escena. Yo me quedo con esa frase y la certeza que denota, pero añado que más fácil es dañar a los demás. ¡Cuán fácil es dañar! ¡Cuán difícil es reparar el daño y deshacer nuestros errores! Esos que hacen que los demás sufran. E inimaginables son las consecuencias que pueden ocasionase en la persona que dañamos. Y muchas veces sin ni siquiera darnos cuenta.
Pero la película no se conforma con pulimentar perfiles personales sino que se convierte en una intriga apasionante. Primero, engancha porque sabes lo que pasa y esperas a que ocurra lo que anticipas con expectación pero, de repente, descubres que no sabes qué está pasando y especulas sin parar, como en las buenas películas de detectives, queriendo descubrir más y más. Nuevas informaciones que hacen cada vez más complicado resolver el caso y hacen más atrayente el argumento. Os la recomiendo fervientemente, en definitiva, como casi todo lo que expongo aquí.

Título: Mystic River
Director
: Clint Eastwood
Intérpretes
: Sean Penn, Tim Robbins, Kevin Bacon, Laurence Fishburne, Marcia Gay Harden, Laura Linney, Eli Wallach, Tom Guiry, Spencer Treat Clark
Año: 2003
País: EEUU
Sinopsis
: Tres amigos (Sean, Dave y Jimmy) de 11 años juegan en la calle y gamberrean un poco. Un coche se acerca con dos hombres en su interior y se lleva a uno de los tres. Cuatro días después, aparece huyendo desde el bosque habiendo vivido una de las experiencias más traumatizantes que un niño puede padecer. Pasan más de 20 años y esos tres amigos apenas tienen relación alguna. Una noche, la hija de uno de ellos (Jimmy) es brutalmente asesinada. La policía encargada del caso, entre la que se encuentra como detective otro de los tres niños (Sean), irá poco a poco sacando a relucir las claves de aquel asesinato, del que apreciamos como sospechoso al tercero de ellos (Dave). Sus vidas volverán a cruzarse y más de un personaje tendrá que remover su pasado y tomar las decisiones oportunas. Unas veces serán correctas y otras no.

3 comentarios:

AliciA dijo...

Díos mío, vi esta película y me pareció horrible, pero extraordinaria y totalmente imprescindible. Buenísima recomendación.

EGO dijo...

Jaja! horrible?? extraordinaria?? no se si te entiendo pero bueno...
Besos

David dijo...

magna, simplemente!! Un saludo!!