martes, 11 de noviembre de 2008

Sala 11: EL GRAN DICTADOR

Una parodia chispeante, como diría no se qué dibujo animado, que me ha sacado carcajadas continuas con escenas buenísimas repletas de un humor puro, sarcástico y arrollador. Una forma alternativa de tomarse una tragedia que todavía conmociona a millones de personas en todo el mundo y aún hace apretar los dientes de rabia solo con ver alguna que otra imagen de archivo. Eso sí, es un humor clásico del que muchas personas no harán uso pues hoy en día se lleva otra cosa. Aún así, considero bastante intemporal ese ingenio que desprende.“El Gran Dictador” es 100% Chaplin, brutal y magnífico en cada sketch. (Mítico es ya, para mí, la escena a solas del dictador con el globo terráqueo que me pareció una genialidad, sobre todo, en el momento histórico en la que se estrenó). La película está plagada de momentazos y pequeños detalles, tanto divertidos como emotivos, que le da esa riqueza a la película que lleva perdurando durante casi 70 años, siendo considerada uno de los clásicos obligatorios de los amantes de la comedia satírica del buen gusto. Parodia donde sólo se avergüenza a una personalidad demente, a una ideología antinatural y a un momento de la Historia que, de no ser por los millones de víctimas que se cobró, sería de chiste por lo ridículo y sin sentido. Opuestamente a eso, es decir, elegante y con mucho sentido, es el discurso final, flagrante, poderoso y esperanzador. ¡Ojalá esas disparatadas circunstancias hubiesen ocurrido en la vida real!
Título: El Gran Dictador (The Great Dictator)
Director: Charles Chaplin
Intérpretes: Charles Chaplin, Paulette Goddard, Jack Oakie, Reginald Gardiner, Henry Daniell, Carter De Haven, Grace Hayle, Maurice Moscovitch, Billy Gilbert
Año
: 1940
País: EEUU
Sinopsis
: Astolfo Hinkel es el dictador de Tomania, una poderosa nación europea, y en sus planes está el destruir completamente al pueblo judío y a todos las razas de su dominio, excepto la aria, para crear lo que considera un futuro limpio y perfecto. Por otra parte, un barbero judío que, tras un accidente de aviación, ha perdido la memoria y ha estado ingresado en un hospital ajeno al conflicto que se ha estado dando en su país y de cómo su pueblo ha sido perseguido y aislado en guetos o campos de trabajo. Los dos personajes no tienen nada en común salvo su aspecto físico, lo cual puede llegar a ser una interesante arma a utilizar en algún momento.

7 comentarios:

Nepomuck dijo...

jajajajajajajajaja!!!!!!!!!!
solo me he reido tanto con una peli:Quemar después de leer.

Un saludo y que no te pase como a El Cinematógrafo.

EGO dijo...

¿¿A que cinematógrafo te refieres??
Dices en serio lo de que solo te has reido tanto con quemar despues de leer?? estuve con 13 amigos viendola y solo me gustó a mi y algun otro un poco. Yo me rei algo pero nada del otro mundo. ¿Eh? Esperaba muchísimo mas...
Gracias por pasarte por aqui.

koku dijo...

vaya, vaya, tiene buena pinta... y parece bastante interesante... habrá que verla no???? ^^

saludos!!

AliciA dijo...

Buff, pienso que Chaplin le hechó muchos... ya me entiendes.

Por otro lado tenemos "Ser o no ser", otra disparatada y divertidisima comedia de la época sobre los nazis y tal. La has visto? Para mearse.

David dijo...

Me encanta!! Cuando uno puede hacerse con algo es que tiene talento; nada comparable con lo que hemos de soportar en el cine nacional... Menos mal que los clásicos no nos fallan!! Un saludo!!

Anónimo dijo...

Por ahi ya han dicho "Ser o no ser".....Ego, yo también te recomiendo "traidor en el infierno" de Billy Wilder! (también es comedia y tiene algunas escenas memorables)

EGO dijo...

Alicia y anonimo: Las apunto las apunto. :-)

Koku: pues sí, mítica! besos

David: hombre, hombre. Supongo que te referiras a comedia no?? No te me metas con el cine español que lo estoy defendiendo siempre eh?? Ay que te voy a dar. Que hay muchas cosas buenas, muchas. Hay que mirar cada cosa con ojos diferentes. Si miras con ojos de hollywood, no te gustará nada. Si miras con ojos de cine independiente, nada te parecerá suficiente. El cine español es nuestro cine y para mí tiene un toque que nadie supera. Eso sí, hay cada mierda... Pero eso ocurre el Hollywood por triplicado.
Un saludo!