martes, 14 de abril de 2009

Sala 39: A MI MADRE LE GUSTAN LAS MUJERES

Bastante entretenida y con alguna que otra frase digna de recordar. Una historia cada vez más corriente en los tiempos en que vivimos con toques de casi todo lo que se podría esperar de una temática así: risas, rechazo, indignación, simpatía y comprensión. Apertura de miras que obligatoriamente hemos de adquirir si anteponemos el amor a cualquier prejuicio.
Los personajes, las tres hermanas y la madre, maduran y se conocen, disertan y acuerdan, se enfrentan y actúan. Y viajan.
Se aprecia como cambian los caracteres de los protagonistas y eso siempre gusta. A la adolescente le parece un juego, la mediana sufre una crisis de identidad sexual y la mayor, casada y algo conservadora, tendrá que hacer algunos reestructuraciones en su cabecita.
Lo que más recordaré de esta película, modesta y nada pretenciosa, (dejando a un lado la magnífica interpretación de Lenonor Waitling, que lo hace de forma excelente) será la pegadiza y sencilla canción con la que una de las protagonistas demuestra su conformidad explícita con la decisión de su madre. Todo un temazo veraniego.
Bromas aparte, si queréis pasar una tarde de domingo agradable con actrices y actores españoles en papeles cercanos y con situaciones que os sitúen en el lado del personaje tanto como en el del expectador, ved esta película.

Título: A Mi Madre Le Gustan Las Mujeres
Directoras: Inés París , Daniela Fejerman
Intérpretes: Leonor Watling, Rosa María Sardá, María Pujalte, Silvia Abascal, Eliska Sirova, Chisco Amado, Álex Angulo, Aitor Mazo, Xabier Elorriaga
Año: 2001
País: España
Sinopsis: Elvira, Jimena y Sol son tres hermanas en diferentes etapas de madurez a las que su madre, divorciada amistosamente, reune para confesar que está enamorada. Ellas se alegran infinitamente pero el choque llega cuando descubren que es de una mujer. Y encima, extranjera y bastantes años más joven que ella. Cada hermana recibe y procesa la noticia de manera diferente y algo está claro: es inevitable que un hecho así no cambia nuestras vidas. Pero las cosas pasan y, si los que queremos son felices ¿que más da?

3 comentarios:

mia dijo...

Gracias por tus cálidos mensajes que acarician cual bálsamo mi pobre alma.

mialuaf@gmail.com

no he encontrado tu correo!

mil besos

Allek dijo...

hola! he regresado
lo puedes checar..
un abrazo!

caótico dijo...

Únete a la iniciativa y NIÉGATE a renunciar a Gesualdo.

NO te rindas, no te conformes

entra en el blog de GESUALDO y oponte a su destrucción