martes, 2 de diciembre de 2008

Sala 19: EL HIJO DE LA NOVIA

Esta película es una delicia de buen cine. No por contar una historia milenaria, ni tener una dirección mítica que pasará a la historia, tratar un tema polémico o un mensaje claro y revolucionario. Es más, parece la típica historia del empresario estresado cuya vida familiar, a la que apenas dedica tiempo, es algo lamentable y compleja y un día sufre un infarto y su vida cambia. Pero no, esta película es mucho más que eso. Es una historia de ilusiones, un trozo de realidad triste mostrada tal y como es y tal y como puede ser si la intentamos cambiar, que para eso estamos. Ilusiones de infancia rotas, sueños de adulto fracasados, planes de vejez alocados. Una historia de ilusiones rotas y todo eso pero, sobre todo, una historia de como podemos, con tesón, ganas y esperanza, recomponerlas.
Una cinta muy bien filmada, interpretaciones a las que hay que prestar atención porque son buenísimas y tan naturales que, si no fuese por la calidad de la imagen, parecerían sacadas de un reportaje a pie de calle. Destacaría a Darín pero es que todos el reparto lo hace de fábula. La historia cuenta con un gran personaje principal construido y perfeccionado poco a poco, y personajes que lo rodean complementándolo y envolviéndolo en una especie de abrazo de protección que lo cuida y lleva por el buen camino, como ocurre con muchas de las personas que conocemos en la vida real.
Los diálogos llegan al fondo, no por extremadamente profundos (aunque alguno de ellos supera ese adjetivo) sino por "reales" y emotivos, tanto como los susodichos personajes, que más que personajes son "personas".
En definitiva y con algo más de razón que de costumbre, os la recomiendo.

Título: El Hijo de la Novia
Director: Juan José Campanella
Intérpretes: Ricardo Darín, Héctor Alterio, Norma Aleandro, Natalia Verbeke, Eduardo Blanco, Gimena Nóbile...
Año: 2000
País: Argentina
Sinopsis: Rafael es dueño de un restaurante en Buenos Aires, divorciado y con una hija, y está pasando un bache en su negocio en plena crisis argentina en el año 2000. Para colmo, su madre está ingresada en una residencia con la Enfermedad de Alzheimer robándole cada día más recuerdos y él evita todo lo que puede visitarla. La relación con su ex-mujer no va muy bien y la que tiene con su nueva novia tampoco es para tirar cohetes. Además, aparece en escena un antiguo amigo de la infancia extrañamente alegre y misterioso.
Un día, su padre le viene con una disparatada y romántica idea para con su madre: casarse con ella por la Iglesia después de 44 años de relación, porque ella siempre lo había deseado. Esta noticia, junto con el infarto que viene a visitarle de repente, harán que su pequeño mundo cambie.

2 comentarios:

AliciA dijo...

No pude acabar de ver esta peli...

Ahora sé por qué debería haberla visto!

;P

Carolinape dijo...

No la ví .Y eso q soy argentina e hizo mucho ruido esta peli no sólo acá, ya sabemos que traspasó frontera.
Sinceramente pregunto. Me la recomendaría?
No voy a nombrar a nadie , pero hay un nombre asociado a esta peli, que no lo trago.